<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=177187756163354&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

¿Extraviaste las escrituras de tu casa durante un fenómeno natural? Esto debes hacer

Reparar las goteras de tu casa con regularidad es bueno, pero no es suficiente para proteger tu patrimonio de forma integral. Contar con un seguro y mantener actualizados tus documentos de propiedad sí.
 
escrituras gbmfondos.jpg
 

Reparar las goteras de tu casa, pintar las paredes e impermeabilizar el techo de tu vivienda con regularidad es bueno, pero no es suficiente para proteger tu patrimonio de forma integral. Contar con un seguro (que será tema de otro artículo) y mantener actualizados tus documentos de propiedad sí.

En caso de que tú hayas tenido alguna afectación en tu vivienda como consecuencia de los recientes sismos, inundaciones o cualquier otro fenómeno natural y extraviaste los documentos que demuestren que eres dueño de ella, el Colegio Nacional del Notariado Mexicano recomienda lo siguiente:

  1. Si tu propiedad está escriturada
Puedes recuperar las escrituras con el notario que realizó el trámite si éste fue hecho hace no más de 5 años como regla general. En caso de que haya transcurrido más tiempo, deberás acudir al Archivo de Notarias o al Registro Público de la Propiedad de tu localidad o estado. Contar con el nombre y número del notario ante el que se realizaron, número y fecha del instrumento público facilitará la búsqueda.

En caso de que tu propiedad esté hipotecada, el banco o la institución de vivienda contará con esta información clave que te permitirá recuperar tu escritura. Es importante señalar que toda propiedad que cuente con un crédito hipotecario está asegurada en caso de siniestros por pérdida total o parcial.

Las boletas prediales también son susceptibles de recuperación en las Tesorerías u oficinas catastrales de tu localidad.

  1. Si tu propiedad no está escriturada
Deberás acudir a un notario para que te brinde asesoría sobre los pasos a seguir. Es posible apoyarse en el plano del padrón catastral, licencias de construcción y alineamientos de numeración para entablar un juicio que permitirá probar la propiedad del inmueble, así como otorgar y firmar la escritura.
  1. Si tu propiedad no sufrió daños pero no la has escriturado
Lo recomendable es regularizarla lo antes posible, siguiendo estas recomendaciones:
  • Acudir con un notario para que compruebe aspectos básicos del inmueble, por ejemplo:
    • A nombre de quién está inscrito en el Registro Público de la Propiedad;
    • que no exista un juicio sucesorio inconcluso;
    • que la propiedad no tenga una hipoteca y
    • que la propiedad tenga una situación fiscal regular
    • que tengan ambas partes la forma de acreditar la forma de pago.
  • El dueño actual y el dueño anterior deberán acudir ante el notario y reunir los documentos requeridos para la escrituración. De parte del dueño anterior: escrituras previas de la propiedad, identificación oficial, RFC, CURP, acta de nacimiento, acta de matrimonio, de divorcio o de defunción en su caso, comprobante de domicilio, predial y agua de 5 años, entre otros. De parte del comprador o dueño actual: identificación oficial, RFC y CURP, acta de nacimiento y de matrimonio, y demás documentos que en cada caso concreto te solicite el notario consultado.
  • Una vez que se tiene la documentación completa se procede a la firma de la escritura, la cual se asienta en el protocolo del notario. Posteriormente, el notario expide una escritura y esta se inscribe en el Registro Público de la Propiedad.

Tus decisiones patrimoniales son muy importantes.

Suscríbete a nuestro blog sobre cómo hacer crecer tu patrimonio.

Nuevo llamado a la acción

 

 

¿Necesitas más información?

Encuentra aquí

Suscríbete a nuestro blog